Presupuestos, ¿qué son y por qué son importantes?

Tiempo de lectura: 3 min.

Nivel de conocimiento: básico

Sabemos que las finanzas son un tema complicado, con palabras difíciles y del que nadie te explica nada porque se supone que ya lo sabes todo. ¡No te apures! Para ti trabajamos esta guía de Adultez para Dummies. Esta es tu primera clase.

Todo lo que siempre quisiste preguntarle a un financiero sobre los Presupuestos

Dicho simplemente, un presupuesto es un balance de tus ingresos y tus gastos. Consiste en crear un plan que te ayude a saber cuánto tendrás en un mes y cómo es mejor usarlo, considerando tus costos y lo que quieras hacer. Crear un presupuesto también te ayuda a identificar cosas que “chupan” tu dinero -en las que gastas mucho sin darte cuenta- y a ahorrar para conseguir lo que quieres.

Del plato a la boca se cae la sopa:

Planear es una forma de asegurarte de que siempre tengas suficiente dinero para lo que necesitas. A pesar de que inspire un poco de miedo, no es algo que vaya a darte dolores de cabeza; de hecho, presupuestar te dará mayor libertad económica y te ayudará a estar más tranquilo sabiendo lo que tienes.

5 Pasos para crear un presupuesto

1. Recopila toda la información financiera que tengas (dinero que te entra y dinero que sale). Incluye:

  • Tus depósitos de quincena
  • Lo que pagas de renta
  • Lo que pagas de servicios (gas, luz, agua, internet)
  • Lo que gastas en super o comidas
  • Gasolina y gastos del coche (TAG, taller, verificación, seguro)
  • y otra información de gastos o ingresos que tengas. Trata de identificar el promedio de montos que entran y salen de tu/s cuenta/s (¡si tienes Enso, esta parte se te hará mucho más fácil!).

2. Registra todos tus ingresos mensuales

Además de la quincena, ¿tienes algún otro dinero que te llegue mes a mes? Piensa en trabajos freelance, ayuda de tus padres, alquiler de tu cochera, etc.

3. Crea una lista de gastos mensuales y divídelos

Incluye todas las categorías a las que destinas dinero normalmente: vivienda, comida, entretenimiento, transporte, etc., con un detalle de gastos en cada una. Luego, divide estos en dos tipos: fijos y variables.

Gastos fijos son los que se mantienen estables a lo largo del tiempo. Además de la renta, hay muchos otros que puedes incluir aquí, como por ejemplo el cine mensual con amigos, la gasolina, servicios de tu depa, etc.

Los gastos variables son todos los otros, esos que tienen un monto variable mes a mes. Aquí puedes considerar los viajes, los regalos, etc.

4. Suma los ingresos y gastos totales

Es muy posible que tus gastos totales muestren un número menor a tus ingresos; esto significa que estás en buen camino y puedes pensar en ahorrar o invertir el sobrante. Si, en cambio, tienes más gastos que ingresos, es momento de hacer un ajuste.

5. Ajusta tus gastos

Revisa tus gastos, ¿es posible que estés destinando demasiado dinero al café o a pedir Ubers? Empieza recortando aquellas cosas que no sean esenciales; poco a poco verás como gastos que parecen insignificantes pueden hacer mucha diferencia si los reduces.

Dicen que lo ideal es destinar un 10% de tu sueldo al ahorro, pero mientras controlas tus finanzas está bien que ese porcentaje sea menor.

Esperamos que esta guía te ayude a conseguir la estabilidad económica que necesitas, y da el próximo paso para conseguir libertad financiera: la app Enso.

¡Regístrate para ser de los primeros en probarla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s